CR

.....................................................................................................................Protected by Copyscape Duplicate Content Checker

miércoles, febrero 17

UNO DE TANTOS...Y TANTOS...

Puede que nunca deje de ser, del cuento infinito, princesa
Soñando con un príncipe, inexistente, que su beso me despierte
haciéndote pasar por él, llegaste a besar mis labios
Quise creer y no ver…cansada de este letargo
Presa fácil del cariño casi me creo tu engaño
Princesa en mi propia historia, en la tuya solamente cenicienta…
Comenzando a abrir los ojos, tuve que volver a cerrarlos
Fueron tantas cosas que aun duele recordarlo
Decías que me querías…creerte fue culpa mía
No se si había algo de verdad, de lo que decías seguro
Yo solo puedo asegurar lo que a mí me has demostrado
Que tan solo eres uno más…
uno más…uno de tantos…
Y tantos... Sapos...
elle


Creo que me equivoque, de cuento, de lugar y de tiempo
Creo que las princesas no existen, menos aún los príncipes,
Veo cómo se va la esperanza de que alguien me despierte
nadie es feliz para siempre y no me gustan las perdices
Colgare el cartelito Don’t disturb, me dan asco los sapos
Impresionada de su inteligencia no dudo que sepan ingles
Para que ningún sapo de tantos… irrumpa en mis sueños
Soñar eternamente que soy la princesa del cuento infinito
Sin pensar en el final soñar y dormir toda la eternidad

7 comentarios:

  1. El único Principe que existe es el de Beckelard y está de buenoooooo

    la pena es que no haya princesa de galleta y chocolate .... por que no dejaba ninguna.

    Firmado el Monstruo de las galletas


    Una Coockie con besito

    ResponderEliminar
  2. estas irreconocible COCO!!! El tiempo no perdona veo que ya no tienes tu bonita cabellera azul...Y YA SERA MENOS...NO CREO QUE PUEDAS CON TANTAS GALLETAS ..JE,JE,
    YO ,LA PRINCESA DE CHOCOLATE

    ResponderEliminar
  3. pues no... el tiempo no perdona y al final todo se cae...

    pero en cuantro a las galletas... jajaja me las como todassssssssssssssss

    jajajaja

    (me alegro que hayas sonreído)

    besitos de chocolate

    ResponderEliminar
  4. Se acabaron los príncipes y las princesas, las hadas y los zapatitos encantados, nos queda una fauna envuelta en mentiras y orgullo, queriendo parecer que son el pavo real más colorido de toda la granja.

    Es triste pero es así, queremos lo que no ofrecemos, y esperemos a recibir para luego plantearnos si dar, y si lo hacemos solo es una mínima parte.

    Sueña con galletas de chocolate o con cielos de color, que la vida está llena de ranas que suspendieron el examen de sapo.

    ResponderEliminar
  5. Tardecita de sábado y repasando mis blogs favoritos. Un palcer siempre pasar por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¿Sabes? Hay muchos sapos de buen corazón que nunca serán besados para convertirse en príncipes... Hay muchos principes que debieran convertirse en sapos cuando son besados por una mujer... Hay muchas mujeres que se convierten en princesas al ser besasdas... Y lo que es peor... ¿Qué más dá que te bese un principe o un sapo?... Lo importante es que ese beso se dé con el corazón...

    ResponderEliminar
  7. Hola, Elle, estoy de acuerdo con mi compañero Jesús en que lo importante no es quién dé el beso, sino las intenciones con que lo dé. Independientemente de eso, precioso texto este tuyo. Un beso, mi niña.

    ResponderEliminar

Si has llegado hasta el final sin dolor de cabeza
Ya me doy por satisfecha,
Si a demás me dejas tus palabras para mí es un orgullo....
GRACIAS POR TU COMPAÑIA...
Besos...

Copyright Text